TRANSFORMADORES INTELIGENTES

En la división de Tecnologías de la Información (TI), basada en Durango, Durango, se están desarrollando las áreas de comunicaciones y aplicaciones móviles para Redes Eléctricas Inteligentes (REI) basadas en Transformadores Inteligentes de Estado Sólido (TIES).
La necesidad de incorporar TI al desarrollo del TIES surge de la complejidad que agrega la próxima apertura del mercado eléctrico a la participación de entes privados en la generación, comercialización y suministro de electricidad a los usuarios, aunado a la aparición de un gran número de pequeños sistemas de generación distribuida y nuevos dispositivos de almacenamiento distribuido.1
Esta complejidad presenta la necesidad de contar con un control maestro que permita gestionar la energía y comunicaciones para manejar estas fuentes de energía distribuida y permitir el intercambio de información entre los usuarios, que están evolucionando a un rol de consumidores-productores, y los sistemas de generación convencionales. Esta función la realizará la tecnología del transformador inteligente de estado sólido (TIES), tecnología clave para el desarrollo de las REI.
Una arquitectura de comunicaciones robusta embebida en el TIES resultará en una red minuciosamente gestionada por éste que dependerá poco de la intervención humana, lo que aumentará su confiabilidad y disminuirá los riesgos. Con este objetivo es importante seleccionar cuidadosamente las tecnologías de comunicación y protocolos de red que se emplearán así como asegurar el correcto manejo de la información y el blindaje de los diversos canales de comunicación.2
3
La capa de comunicaciones informará a los administradores de la red y a los usuarios las condiciones de la red lo que les permitirá tomar decisiones más acertadas en cuanto a generación y consumo, con ello proveerá de un medio de interacción entre la red, sus administradores y el usuario del sistema eléctrico.
A través de las Aplicaciones Móviles,  personal calificado podrá realizar sesiones de mantenimiento de fácil acceso para así mantener un estándar de seguridad, basado en monitoreo de variables propias de la red eléctrica mediante un dispositivo móvil (celular inteligente o tableta electrónica).
Este desarrollo permitirá que en un futuro los consumidores puedan observar las lecturas de los medidores inteligentes (electricidad, agua, gas etc.), monitorear costos, pagar cuentas, reportar problemas al personal técnico e interactuar con los demás elementos de la REI.Gracias a la inclusión de comunicaciones en la red eléctrica el sistema principal de suministro eléctrico tendrá la capacidad de monitorear y controlar el flujo de potencia para canalizarlo a los puntos de la red eléctrica donde sea necesario; esta capa le proveerá además de la información necesaria para detectar fallas y riesgos, además de la capacidad de aislar las fallas que pudieran provocar factores externos (ej. árboles sobre los cables) para minimizar los daños.  4